¿A quién comprar?

2

¿A quién comprar nuestro coche de segunda mano?.

Tiempo y dinero son los dos factores a considerar.

Si compras tu coche en un concesionario oficial o en un establecimiento compraventa profesional, invertirás menos tiempo en el proceso de compra, pero, como contrapartida, pagarás más por lo mismo. Por término medio, el precio será entre un 25 y un 35% más alto que si lo compras en el mercado de particulares, aunque, en este último, la oferta de coches con 4 años o menos suele ser escasa.

¡Ojo! con los Km. 0 y los seminuevos que se comercializan por concesionarios y compraventas. A veces tienen casi el mismo precio que los nuevos, sobre todo si te puedes acoger al descuento por entregar un coche con más de 10 años.

Si optas por comprar un coche de segunda mano en un concesionario oficial, busca modelos que la marca a la que representan haya cambiado recientemente y que tengan en stock por haber tenido que matricularlos para cumplir sus objetivos comerciales. Es ahí donde puedes encontrar rebajas significativas de precio ya que les interesa darles salida rápidamente a fin de evitar los costes de alquiler de campas de aparcamiento y la pérdida de valor por el paso del tiempo. Eso sí, ten presente que estos modelos se depreciarán más rápidamente que los más recientes. Pide también que te detallen el origen del coche (dirección, renting, firmas de alquiler, rematriculados …) para tener una idea clara de los kilómetros que ha recorrido y el tipo de mantenimiento que ha recibido. Mejor si te lo dan por escrito, por si luego hubiera que reclamar. Recuerda que un coche es una máquina sujeta a desgastes y averías, especialmente si no ha sido bien cuidado.

Los coches de particulares, también garantizados

Aunque cualquier concesionario o compraventa tiene obligación de dar una garantía, ésta, no debería ser la razón principal para que optes por comprar a un profesional del vehículo de ocasión.

Por un lado, a través de un seguro, podemos contratar a título particular la misma garantía mecánica e incluso una mejor, siempre que el coche tenga menos de 8 años de antigüedad y 100.000-125.000 km. si es gasolina o 150.000-175.000 km. si es diesel. Por otro, no hay mejor garantía que la de disponer de una buena revisión mecánica previa que valore de forma objetiva e independiente el estado del vehículo que vamos a comprar. A fin de cuentas, lo que queremos es que el coche no dé problemas y nos preste un buen servicio. En este sentido, puedes encontrar profesionales especializados, que inspeccionen el vehículo para ti. Sin duda, una excelente solución para evitar sorpresas desagradables tras la compra.

Para vehículos con 8 o más años de vida y más 175.000 kilómetros recorridos, por regla general, no tendrás más remedio que acudir al mercado de particulares. El menor margen y los problemas mecánicos añadidos que pueden plantear estos vehículos hacen que la mayoría de los concesionarios y de compraventas profesionales apenas los trabajen.

De cualquier forma, comprar un coche de segunda mano, sea cual sea tu elección, lleva su tiempo y te obligará a realizar una serie de tareas previas para evitarte dolores de cabeza a posteriori.

Utiliza blogcochesegundamano.com como guía para comprar tu coche de segunda mano con acierto y sin necesidad de ser un experto en el tema

Compartir.

2 comentarios

  1. Yo me compré un Renault Mégane de 2 años en un concesionario, con garantía de 1 año. A los 15 meses de comprarlo se me perdió una de las tarjetas-llave bañándome en la playa, y fui a un taller oficial para que me hicieran una copia. Pagué 100 € (me pareció un robo), y me dijeron que volviera en unos días, que tenían que grabarla y no sé qué más …

    Cuando fui a recogerla me dijeron que no me la podían hacer porque la grabadora del coche estaba averiada y no escribía en la tarjeta. Por una grabadora nueva me pedían 600 € (atraco a mano armada).

    Reclamé entonces al concesionario para que me la arreglaran fuera de garantía, pues se trataba de un vicio oculto, a lo que se negaron.

  2. Quizás lo bueno que tiene comprar un coche de segunda mano en una casa oficial o un concesionario es la garantía que tienes frente a cierto desperfectos ocultos que pudiera tener, por ejemplo.

Dejar una Respuesta