La llamada. Preguntas clave antes de comprar coche de segunda mano

0

¿Qué preguntar por teléfono ver y comprar un coche de segunda mano.

Ya te has informado a fondo sobre el coche de segunda mano que quieres comprar, y has calculado el coste del papeleo para ponerlo a tu nombre y el del seguro. Es momento de hablar con los posibles vendedores.

En lo que diremos a continuación, damos por supuesto que quieres comprar tu coche en el mercado de particulares, aunque si no fuera así, también te resultarán útiles muchas de las preguntas que te vamos a sugerir.

Comprobando la honestidad del anunciante.

Primero de todo, prepara un listado con los contactos de los anuncios que te parezcan más serios y un cuestionario de preguntas, enfocadas a recabar la información que necesites.

Durante la conversación evita rodeos innecesarios y ve directamente al grano. Puesto que deseas adquirir tu coche a un particular, te interesará descartar que no hablas con un intermediario o, todavía peor, con un timador.

Para ello, podrías iniciar la conversación, diciendo Hola, le llamo porque acabo de ver el anuncio del coche que vende en internet, y en principio estaría interesado.
Para romper el hielo y que el vendedor se encuentre más cómodo, estaría bien que preguntaras por algún dato que ya figure en el anuncio: ¿De qué color es? ¿Qué motorización lleva? ¿Tiene aire acondicionado o climatizador?, etc..

Si no lo tiene claro, o responde con otra pregunta: ¿qué coche?, ¿cuál de ellos? …, mala suerte, casi seguro que no has dado con un particular auténtico.

No obstante, puedes terminar de confirmarlo con algunas preguntas complementarias: ¿Por qué lo vende? ¿Tiene a la venta más de un coche?, ¿Es usted un particular o un compraventa? … para ver si titubea o se demora en darte una respuesta. Si te responde con algo del estilo: bueno, es que vendo también el de mi padre o el de un familiar, amigo … o soy particular, pero tengo a la venta varios coches … , o con algo poco creíble, casi seguro que se tratará de un intermediario. Llegados a este punto, no pierdas el tiempo, y finaliza de forma educada la conversación con cualquier excusa.

Si un elevado porcentaje de las llamadas resultan infructuosas, tendrás que revisar de nuevo los anuncios de los contactos que incluiste en tu lista, para dar con alguna pista que te ayude a desestimar los anuncios de profesionales camuflados o de posibles timos. Si por fin, logras contactar con algún particular genuino y honesto que, de verdad, desee vender su coche, continúa con la conversación de forma amigable y distendida.

Preliminares.

En una fase inicial, le puedes comentar algo parecido a: Mire, no me gustaría hacerle perder el tiempo, ni tampoco perderlo yo. Si le parece bien, le hago algunas preguntas más sobre el coche y su estado, y si me encaja, quedamos para verlo y hablar.

Si es cierto que quiere vender, accederá gustoso. A continuación, confirma los datos más relevantes que aparezcan en el anuncio y otros, que aunque no estén, consideres fundamentales para valorar si te interesa ir a verlo: fecha y lugar de matriculación, kilometraje, cuando pasó la ITV en caso de que deba hacerlo, número de propietarios que ha tenido, si está libre de cargas.

Preguntando a fondo sobre el historial del vehículo.

Si las respuestas las preguntas básicas son de tu agrado, continúa con estas otras: ¿Cuánto tiempo hace que compró el coche y a quién? ¿Por qué lo vende? ¿Por qué tan pronto? (si hace poco tiempo que lo compró). A esta última cuestión debería responder de forma convincente, en otro caso, podría ser que estuviera harto del coche por alguna razón: golpe estructural, averías reiteradas, consumo elevado, vicio oculto o avería costosa camuflada que se puede producir a corto plazo. Esto último, lo podrás verificar más tarde a la vista del coche, o, si al tantear el precio, el dueño accede a bajarlo fácilmente, sin una causa justificada.

A lo largo de la conversación tendrás que ir terciando otras preguntas, para asegurar el tiro y evitarte paseos en balde:

▪ ¿Tiene libro de mantenimiento?, ¿Lo lleva al día?
▪ ¿Dónde pasa las revisiones (servicio oficial, taller independiente, …)?
▪ ¿Posee el libro de instrucciones del coche y de la radio?, ¿Tiene la radio original?
Si la radio es original, ¿Tiene la clave de la radio?
▪ ¿Se ha reprogramado o tocado la centralita para aumentar la potencia o para algo que no sea estrictamente el mantenimiento del coche en el taller oficial de la marca?
▪ ¿El coche incorpora algún accesorio no homologado, enganche, ruedas, faldones, alerones luces especiales o se ha tuneado de alguna forma?
▪ ¿Ha sufrido algún golpe estructural o de importancia?
▪ ¿Se ha repintado alguna parte? En caso afirmativo, ¿qué partes y por qué? ¿quién hizo la reparación?
▪ ¿En la carrocería hay algún impacto, deslucido, malpintado, arañazos, puntos o áreas con óxido?
▪ ¿Hay algún piloto roto, dañado?
▪ ¿Tiene en el parabrisas o en alguna luna, piquetes, fisuras, …? ¿Y el espejo interior?
▪ ¿Falta algún accesorio exterior, moldura, emblema? ¿Cuáles y dónde?
▪ ¿Tiene perro o es fumador?
Realiza esta pregunta si te importa este tipo de olores o encontrar pelos de animal en el habitáculo. Para dulcificar la pregunta le puedes decir que eres alérgico al humo y al pelo.
¿Hay algún tipo de desperfecto en el interior?
▪ ¿Qué desgaste tiene la tapicería? ¿y los asientos? ¿tienen alguna mancha, quemadura o desgaste anormal?
▪ ¿Se ha hecho alguna reparación en el motor o en la transmisión?,
¿Cuándo y en qué consistió?
▪ ¿Ha cambiado la correa de distribución? ¿Cuándo lo hizo por última vez? ¿Conserva las facturas del taller?
▪ ¿Funcionan correctamente todas las luces, tanto exteriores como interiores?
▪ ¿Cuánto tiempo tiene la batería?
▪ ¿Se queda encendida alguna luz del cuadro después de arrancar?
▪ ¿Falla algún sistema auxiliar: suben y bajan los elevalunas normalmente, sin ruidos raros, regulación de asientos, regulación de espejos, apertura y cierre del techo solar/la capota
(si es un cabrio), los seguros y bloqueos de las puertas, el aire acondicionado, la calefacción, los limpiaparabrisas, la luneta térmica?
▪ ¿Se ha reparado algo en el sistema eléctrico?.
En su caso, ¿En qué consistió? ¿Quién lo hizo?
▪ ¿El coche es completamente hermético? ¿No entra agua en el interior, por las gomas de las puertas o de las lunas?
▪ ¿Cómo está de suspensión, frenos y ruedas? ¿Cuándo se cambiaron las pastillas, discos, amortiguadores, neumáticos por última vez?
▪ En cuanto a los kilómetros anunciados ¿Son reales?
(cuando vayas a verlo, pide el libro de mantenimiento para comprobarlo) ¿Tendría inconveniente en que especificáramos el número de kilómetros en el contrato?
▪ ¿Puede revisar el coche un mecánico profesional en un taller?

Finalizando la conversación y concertando la cita para ver el coche.

Si las respuestas te parecieron sinceras y, en base a la información recabada, crees que el coche podría interesarte, acuerda una cita para verlo físicamente: le agradezco mucho su información y sinceridad. El coche podría encajar con lo que busco y si le parece bien podemos quedar ya para verlo. ¿Dónde y cuándo le vendría bien?

Una vez cerrada la cita, consulta viendo el coche y la negociación con el vendedor donde te damos más consejos a tener en cuenta para cuando te reúnas con el vendedor.

Si las respuestas no te convencieron y desestimas la oferta, despídete de forma educada: Le agradezco mucho la atención que me ha prestado, pero creo que el coche no me encaja del todo. Muchas gracias de cualquier forma por el tiempo que me ha dedicado. Espero que su amabilidad y predisposición se vean muy pronto recompensadas y lo venda rápido y bien. Un saludo.

Destacados:

Escribe un cuestionario con todas las preguntas que quieras hacer para obtener la información que necesitas antes de plantearte ir a ver el coche en persona.

Una vez cerrada la cita, consulta los artículos: Viendo el coche y la negociación con el vendedor, donde encontrarás más consejos a tener en cuenta cuando te reúnas con el vendedor.

Compartir.

Dejar una Respuesta