La negociación con el comprador

0

Negociar venta coche segunda manoSaber la manera de negociar la venta de tu coche de segunda mano, o al menos tener una ligera idea de ello, es fundamental si quieres realizar una operación plenamente satisfactoria.

Tu objetivo final, debería ser el de sacar el máximo por la venta. Para ello no debes tener prisa, y empezar con un precio relativamente caro, un 10-15% por debajo del precio que pondría un compraventa profesional de la compraventa de vehículos. Si no hay gente interesada, entonces podrías ir bajando poco a poco. Ten en cuenta que las prisas y el máximo beneficio están reñidos en este caso.

Si has hecho bien los deberes preocupándote del estado del coche y preparándolo para la ocasión, la negociación resultará más sencilla. Conociendo de antemano sus achaques, desperfectos, problemas o defectos y cuánto puede costar subsanarlos, tendrás una idea clara del importe máximo que podrías rebajar al comprador si fuese necesario.

Si el comprador te plantea un descuento del precio inicial muy grande porque sí, sin argumentación alguna, diciendo que es caro o que no tiene tanto dinero, empieza a pensar que no vas a poder cerrar la venta. Nuestro consejo es que huyas en lo posible de este tipo de compradores, normalmente son compraventas de coches de segunda mano camuflados. El mismo consejo sirve para esos otros que te envían un correo electrónico ofreciendo la mitad de lo que pides o cualquier otra cantidad sin solicitar más información del coche, mejor mandarlos directamente a la papelera.

Presta especial atención en no tratar con compraventas, que se las saben todas. Sobre todo, si la cantidad que te ofrecen no es muy baja, porque luego volverán con el coche ya a su nombre, y le habrán preparado algún defecto que no tenía para reclamarte que les devuelvas parte del dinero. Y si aún no te hubieran pagado, te lo descontarán directamente cuando hagan la transferencia acordada. Una de las estafas más típicas de este tipo, es la del agua en el aceite. En un descuido, mientras enseñas el coche, o una vez ya se lo has vendido, le echan agua al aceite del motor, y luego te exigen una rebaja sustancial en el precio pagado o por pagar, porque que el vehículo presenta una avería gorda.

Compartir.

Dejar una Respuesta