Seguro de coche de segunda mano. ¿Cúal elegir y cúal no?

0

seguro-coche-segunda-mano

Por fin has comprado tu coche de segunda mano y lo has puesto a tu nombre, pero antes de moverlo tienes que asegurarlo.

Llegados a este punto, lo cómodo y habitual, es contratarlo con la misma compañía con la que hayas asegurado vehículos anteriormente o con la aseguradora donde tenga el seguro de su coche algún familiar o amigo. Además, en ambos casos, nos leeremos el condicionado de la póliza muy por encima. Actuar así suele ser un error que, por desgracia, solo se advierte cuando ocurre un siniestro.

Pero entonces, si dar con el seguro que mejor te encaja no es fácil ni cómodo,

¿qué tipo de seguro te conviene?

Lo primero que debes decidir, es si te interesará contratar un seguro a todo riesgo, uno a terceros ampliado, o uno a terceros básico. Si aún no lo tienes claro, ten en cuenta que hasta los seis años de antigüedad del vehículo, los expertos aconsejan un seguro a todo riesgo con una franquicia reducida o sin franquicia, siempre que la diferencia de precio no sea excesiva.

A partir del séptimo año y hasta el décimo, un seguro a terceros ampliado con algunas coberturas adicionales, como robo, incendio, y/o lunas, podría ser el más adecuado para la mayoría.

Si el coche o moto cuenta ya con más de diez años, un seguro a terceros básico sería sin duda la mejor opción, salvo que haya poca diferencia de precio con el ampliado, y puedas asumirlo.

Pero,

¿qué cubre y que no cubre cada tipo de seguro?

Son muchos, los que se dejan seducir por las engañosas promociones de las compañías low cost y contratan su seguro de coche o moto sin apenas revisar las coberturas asociadas a las fantásticas ofertas que, de forma machacona, anuncian a bombo y platillo a través de la televisión y medios de difusión masiva. Algunas de ellas, proclaman descuentos escandalosos o que no te cobrarán la prima por algún tiempo.

La experiencia con las compañías de suministro telefónico e internet debería bastarnos para saber lo que podemos esperar si llamamos para informarnos y nos venden “la moto”. En general, el incumplimiento de casi todo lo prometido, un servicio malo, y la subida del precio cuando se pase la campaña publicitaria. De donde crees tú, si no, que iban a sacar tanto dinero para anunciarse y captar “pardillos”.

Luego, cuando surge un siniestro, todo son llantos. El seguro no te lo cubre, o si te lo cubre, lo hace con una calidad pésima, porque sus proveedores (talleres, grúas, abogados, hospitales concertados, …) les prestan un servicio tan malo y low cost como el que ellos ofertan.

Para evitar sorpresas desagradables, tendrías que invertir muchísimo tiempo informándote sobre las coberturas y calidad de servicio de las compañías de seguros que hay en el mercado, pedirles presupuesto, y estudiar con detenimiento el condicionado de cada una de sus pólizas. Cosa harto imposible, sobre todo, teniendo en cuenta que la mayoría de nosotros ni siquiera nos hemos leído el condicionado de la póliza de nuestro seguro actual.

Por todo ello, vamos a darte las claves para que, cuando vayas a contratar tu seguro, elijas el que mejor se adapte a tus necesidades, sin más esfuerzo que el consultar este artículo.

Tanto en la modalidad de todo riesgo, como en la de terceros o terceros ampliados, la mayoría de las compañías te ofrecerán unas coberturas comunes y otras, más específicas, que se pueden contratar opcionalmente, pero que no tienen por qué estar disponibles en todas las compañías.

Con las coberturas comunes no tendrás mucho problema, porque se incluyen casi todas para el mismo tipo de seguro (todo riesgo, terceros ampliado o terceros). La única diferencia estará en el límite que la compañía aseguradora asumirá en caso de siniestro. Por lo general, cuanto más alto sea, más tendrás que pagar.

En cambio, con las coberturas específicas la cosa cambia. Es fácil que algunas coberturas que te interesen no estén incluidas en la oferta que te hagan, aunque tu creas que sí, y otras veces, aunque si estén contempladas, te van a indemnizar con menos de lo que suponías.

Por ello, antes de solicitar un presupuesto para el seguro de tu coche, debes valorar que coberturas, de las que comentamos a continuación, serían imprescindibles para ti, y que compañías las ofrecen y cuáles no.

DAÑOS PROPIOS

Indemnización más alta a partir del segundo año. Si tienes un siniestro total, por robo, incendio y/o explosión de tu vehículo, la mayoría de las compañías te indemnizarán por el valor del coche nuevo hasta el 2º año y a partir del tercer año por el valor venal o por el valor de mercado, pero algunas te indemnizarían con el valor de nuevo también el tercer año: Catalana Occidente, Lagun Aro, Zurich y Axa.

Accesorios no de serie, incluidos en la póliza. Algunas compañías no te permiten incluir accesorios que no vengan de serie con el coche, y si lo permiten, tienes que incluirlos en la póliza, y solo hasta una cantidad que oscila entre los 500 y 1.500 €.

Vías no aptas. Imagina que vas a hacer senderismo o una ruta con tu bici de montaña. Dejas tu coche en un descampado o en un camino, y cuando finalizas la ruta te lo encuentras quemado, o ya no está porque te lo han robado. Pues bien, tienes que saber que son muchas las compañías que no te darán ni un euro por la pérdida de tu coche, entre ellas: Regal, Genesis, Reale, Atlantis, Bilbao, Zurich, Liberty, Direct Seguros, Mutua Madrileña, Línea directa. Las dos últimas, archiconocidas.

Hurto o robo. Aunque no seas abogado, a la hora de contratar el seguro de tu coche, te conviene conocer bien la diferencia entre hurto y robo.

Si te quitan el coche sin el uso de la fuerza o sin intimidación ni violencia, te lo habrán hurtado, que no robado, con lo que es bastante posible que tu flamante seguro a todo riesgo no te indemnice con nada. Por ejemplo, si te quitan la cartera, el bolso o una maleta “al descuido” y dentro va la llave del coche sustraído.

En este sentido, en los condicionados de las pólizas de seguro sigue existiendo la “letra pequeña”, solo que ahora juegan con la redacción en lugar del tamaño de letra, incluyendo términos como, “sustracción ilegítima”, para referirse exclusivamente al robo y no al hurto.

En la lista de compañías que no cubren el hurto del vehículo eoncontrarás algunas de gran poder mediático: Lagun Aro, Mapfre, Seguros Bilbao, Zurich, Plus Ultra, Allianz, Fénix Directo, MMT.

Incendio. Pago de bomberos. Algunas aseguradoras, como Zurich, Mutua Madrileña y Línea Directa, no pagan la factura de los bomberos que puedan intervenir para apagar el incendio de tu coche, salvo que incluyas esta cobertura en la póliza de forma opcional, y solo hasta una cantidad determinada.

Incendio. Combustión “sin llama”. Por regla general, tu seguro a todo riesgo o a terceros con cobertura de incendio, no te pagará nada si se produce una combustión “sin llama” en tu coche. Esto ocurre cuando se queman materiales ignífugos como cables de la instalación eléctrica y otros objetos que se queman sin llama.

Las compañías que sí te ofrecen esta cobertura serían: Catalana Occidente, Reale, Generali, Lagun Aro y Mapfre.

Lunas. ¿Sabes qué si tu coche tiene techo solar, aunque sea de serie, algunas compañías no te pagarán la reparación si se rompe? Por tanto, si tu coche tiene techo solar de serie y vas a hacerle un seguro a todo riesgo o a terceros con lunas, tendrías que contar con alguna de estas aseguradoras: Atlantis, Zurich, Plus Ultra, Allianz, Axa, Liberty, Pelayo, Direct Seguros, Línea Directa, Ama y Caser.

RECLAMACIÓN DE DAÑOS

Reclamación de daños por causas ajenas a la circulación. Si dejas el coche aparcado y le cae encima una cornisa, árbol, maceta, pintura o escombros de obra, …, te tocará reclamar por tu cuenta la indemnización, salvo que hagas el seguro con: Atlantis, Seguros Bilbao, Pelayo, Direct Seguros, Mutua Madrileña, Línea Directa y MMT.

RESPONSABILIDAD CIVIL

Incendio. Vehículo estacionado. Si tu coche se encuentra estacionado y se incendia, tu seguro no cubrirá los posibles daños a terceros, salvo que se indique en la póliza y solo hasta el importe acordado.

No disponen de esta cobertura: Segurcaixa, Lagun Aro, Atlantis, Seguros Bilbao, Pelayo, Direct Seguros y Mutua Madrileña.

Conducción del vehículo por un hijo menor del asegurado. Si tu hijo o hija te coge las llaves del coche y tiene un accidente, la mayoría de las compañías se lavan las manos, aunque algunas sí cuentan con esta cobertura: Generali (opcional), Mapfre, Atlantis, Zurich, Plus Ultra, Allianz y Axa.

Responsabilidad civil en los recintos portuarios o aeroportuarios. La mayoría de las compañías no te cubre en estos recintos, aunque haya alguna excepción: Seguros Bilbao, Axa, Pelayo.
Aunque, a priori, esta cobertura no parezca muy necesaria, pensemos en la gran cantidad gente que accede en coche a un recinto portuario o aeroportuario para echar su embarcación o moto acuática al agua, para subir su coche a un Ferry, para aprender a volar o a lanzarse en paracaídas, porque trabajan allí, … etc.

Accidentes causados por el remolque que arrastres, sea tuyo o no. Si tienes una caravana o un remolque para llevar un caballo, tus perros, una embarcación, una moto, un globo, un avión, etc. Salvo que el remolque disponga de su propio seguro, por lo general no dispondrás de cobertura por responsabilidad civil.

Estas son algunas de las compañías que no te cubrirían en ningún caso: Catalana Occidente, Reale, Lagun Aro, Pelayo, Mutua Madrileña, AMA y MMT.

Estas otras sí que lo harían, pero solo si tu remolque pesa menos de 750 Kg.: Seguros Bilbao, Zurich, Plus Ultra, Liberty, Línea Directa y Caser.

Regal, Segurcaixa, Genesis, Generali, Mapfre, Atlantis, Allianz, Axa, Direct Seguros, Fénix Directo y Verti, sí que incluyen esta cobertura en sus seguros para cualquier remolque que legalmente puedas arrastrar.

Daños a terceros por objetos transportados. Imprescindible, si utilizas el techo o la trasera el coche para trasportar bicis, tablas de esquí, surf, u otros objetos. Las consecuencias de que se suelte alguno y cause graves daños a las personas del vehículo que vaya tras de ti, podrían arruinarte la vida.

No dispondrás de esta cobertura si tienes o contratas tu seguro con Seguros Bilbao, Pelayo, Direct Seguros, Mutua Madrileña, Línea Directa, AMA, Verti y MMT.

OTRAS COBERTURAS A CONSIDERAR

Daños por atropello de especies cinegéticas o animales domésticos. Son muy pocas las compañías aseguradoras que contemplan esta cobertura directamente en sus pólizas: Lagun Reale, Generali, y Lagun Aro (opcional).

Insolvencia de terceros. Si tienes el seguro a terceros y la compañía de seguros del contrario, culpable e insolvente, quiebra, tu compañía aseguradora te pagará hasta una cantidad máxima acordada.

No dispondrás de esta cobertura si tienes o contratas tu seguro con: Catalana Occidente, Lagun Aro, Mapfre, Atlantis, Seguros Bilbao, Pelayo, Direct Seguros, Mutua Madrileña, Línea Directa y MMT.

Devolución de la prima no consumida en caso de venta del vehículo. Aunque parezca algo obvio y de justicia, muy pocas aseguradoras te van a devolver la parte del seguro que no hayas consumido. Regal, Alllianz, Liberty, Direct Seguros, Ama, Caser y MMT sí que lo hacen. Con el resto, pierdes tu dinero, salvo que suspendas la póliza y la uses en un plazo determinado para el seguro de otro vehículo tuyo o el de un familiar.

Ámbito geográfico de las coberturas. Si tienes idea de moverte con tu coche por el extranjero, debes tener mucho cuidado, para asegurarte de lo que la compañía aseguradora con quien vas a contratar te va a cubrir fuera de España y durante cuánto tiempo. En este sentido la mayoría no te dan información o si lo hacen no son nada claros.

Por ejemplo, según la póliza, Mutua Madrileña solo te cubre durante 30 días en los países adheridos al Convenio Multilateral de Garantía integrado por: Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, República Checa, Alemania, Dinamarca, Estonia, Francia, Finlandia, Gran Bretaña, Grecia, Hungría, Italia, Irlanda, Luxemburgo, Lituania, Letonia, Malta, Holanda, Portugal, Polonia, Rumania, Suecia, Eslovaquia, Eslovenia, Suiza – (Liechtenstein), Islandia y Noruega, o, portando la carta verde, al Convenio Inter-Bureaux formado por Andorra, Albania, Bosnia-Herzegobina, Bielorrusia, Croacia, Serbia, Israel, Irán, Marruecos, Moldavia, Macedonia, Túnez, Turquía, Ucrania, Rusia y Montenegro. La responsabilidad civil sí que la cubren, sin el límite de 30 días, si la póliza se encuentre activa.

Cuando les llamas y preguntas si el seguro te cubre en un país como Mónaco, que no pertenece a ninguno de los convenios mencionados, te dicen que sí, que cubren todos los países ribereños del Mediterráneo, aunque por escrito no lo encontrarás ni en su web ni en la póliza ni por ningún sitio público. Además dudo que te cubran en Libano, Egipto, Argelia o Siria, aunque sean ribereños del Meditarráneo. Por ello, si tienes dudas, llama y pídeles permiso para grabar la conversación, tal y como hacen ellos.

Algunas compañías te ofrecen asistencia en viaje en todo el mundo, pero debes ser cuidadoso y averiguar si se incluyen también el resto de las coberturas contratadas en la póliza y durante cuánto tiempo.

Una vez tengas claro las coberturas que, sí o sí, necesitas para tu póliza, solo tienes que llamar a las compañías que las ofrezcan, para pedir precio, o aún mejor, ponte en contacto con un mediador de seguros de confianza, que se encargue de buscarte la opción que mejor se adapte a tus necesidades y presupuesto.

Nota importante: Ten en cuenta que el orden que utilizamos, en las listas de aseguradoras que mencionamos, no es aleatorio, y responde a una puntuación que promedia la variedad de coberturas y la calidad de producto y del servicio percibidos por sus clientes, de mayor o menor.

Compartir.

Dejar una Respuesta